Publicidad

Papá y mamá se van al desierto

Nani Roma es favorito en coches y su mujer, Rosa, compite en motos en el Dakar que arranca mañana

 

Nani ya ha ganado el Dakar en motos y es uno de los pilotos más experimentados del raid más duro del mundo. Rosa debutó en la carrera en 2006. Su única participación llegó cuando la prueba discurría por las dunas africanas

 

Él es uno de los máximos favoritos para el triunfo en la categoría de coches; ella recorrerá Suramérica subida en una moto y no tiene más objetivo que el de vivir una bonita experiencia y completar todas las etapas del Dakar que arranca el día 1 en Mar del Plata. Él forma parte de uno de los equipos más poderosos; ella cuenta con una estructura más limitada, pero suficiente para competir con garantías y no ser un «engorro» para su marido. Él es Nani Roma, ganador del Dakar en motos y uno de los pilotos más experimentados; ella es su esposa, Rosa Romero, que afronta el raid más duro del mundo por segunda vez, después de que en 2006 debutara cuando la carrera todavía tenía África como escenario.

Ambos están encantados de tener al otro cerca, aunque durante dos semanas serán dos más de los aventureros que desde el primer día de 2012 saldrán de Mar del Plata (Argentina), cruzarán el desierto de Atacama y buscarán la victoria el día 15 de enero en la meta de la capital peruana, Lima. Tendrán poco tiempo el uno para el otro, porque «es un rally muy tenso, en el que debes estar alerta en cada momento». «Le voy a ver lo justo, él estará muy centrado en sus asuntos, forma parte de un equipo oficial, y no voy a estar molestando. En 2006 era él quien me venía a ver a mí, porque no quería entrometerme. Tendrá mucha presión para ganar la carrera, mientras que para mí es la experiencia de mi vida y voy más tranquila», dice Rosa, después de explicar que la única condición innegociable para su marido es que ella afrontara el reto con un equipo de asistencia adecuado para una prueba tan exigente: «Quiere garantizarse que estaré bien y que si me pasa algo me van a ayudar. Un mochilero va a rodar siempre conmigo por si surge algún imprevisto». 

La experiencia acumulada de Roma, con 16 participaciones en la mítica prueba, permitió que los preparativos que conlleva un rally tan largo fueran más fáciles, aunque antes de hacer las maletas hubo que tomar la primera decisión, la más importante: qué hacer con los niños. Aquí entran en juego los abuelos, que se quedan al cargo de los pequeños: «Nuestros padres están en plena forma y es una buena opción para todos», asegura Rosa. «A la mayor le dije que me hacía mucha ilusión y que tenía que cuidar de sus hermanos. A la mediana la dejé llorando el día que cogí el avión y el pequeño no se da mucha cuenta todavía de todo esto», cuenta la mamá, que bromea con el momento diario en que su marido la adelante en carrera: «Saldré siempre primero, pero en las etapas largas me acabará pasando. Mi única preocupación entonces será mirar si va o no el primero en la general».

Rosa espera que su pareja pueda con Peterhansel, Al Attiyah y compañía, mientras que Nani no tiene dudas de la capacidad de su pareja encima de la KTM: «Sé cómo conduce, lo hace con cabeza y nunca supera sus propios límites. Nos conocemos desde hace 17 años y sólo la he visto caerse dos veces. Estoy seguro de que lo va a hacer bien».

Precisamente en coches faltará el mítico Carlos Sainz, ganador en 2010 y fuera de la prueba tras el adiós del equipo oficial Volkswagen. El vigente campeón, el príncipe qatarí Nasser Al Attiyah (con el español Lucas Cruz como copiloto), podrá finalmente defender su título a bordo de un Hummer, teóricamente inferior en las dunas a los BMW Mini de Nani Roma y Stefan Peterhansel. El piloto francés llega dispuesto a ampliar su leyenda en el mítico raid con su décima victoria en el desafío del Dakar.


Coma quiere dos seguidos
El tricampeón español busca repetir victoria dos años consecutivos tras el éxito en 2011, algo que tratará de evitar el francés Despress, con el que se ha repartido los triunfos últimamente. El cambio de reglamento, que limita todas las motos a 450cc, es una de las preocupaciones de los pilotos junto con el cambio de trazado, más «africano» en las etapas peruanas. Las dunas y el desierto ganan protagonismo a lo largo de los más de 8.300 kilómetros de recorrido, que se irá endureciendo con el paso de los días. La salida pasa de Buenos Aires a Mar del Plata, se mantienen las bonitas jornadas por el desierto de Atacama y el final se traslada a Lima.


Familia Roma
Nani ya ha ganado el Dakar en motos y es uno de los pilotos más experimentados del raid más duro del mundo. Rosa debutó en la carrera en 2006. Su única participación llegó cuando la prueba discurría por las dunas africanas.


Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

Sello de Confianza
Directorio de Ropa de moto

 
No a los guardarrailes asesinos

Newsletter

Últimas noticias

Noticia no encontrada.

PayPal