"Hay que vestirse como si te fueras a caer de la moto"

La campaña de la DGT recuerda que el riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche

 

La DGT recuerda también que el riesgo de morir en accidente de tráfico es 17 veces mayor en moto que en coche. La campaña de vigilancia y control de la dirección general de tráfico que comienza hoy, también es una campaña informativa sobre "buenas prácticas" sobre dos ruedas. A través de varias cuñas de radio se aportan consejos y trucos para conducir más seguros. Una joven motorista, por ejemplo, recomienda conducir la moto "como si fueras en una burbuja imaginaria", para dejar suficiente distancia con los vehículos de alrededor para poder maniobrar en caso de necesidad.

Otra motorista insiste en la necesidad de no llevar nunca subida la visera del casco "porque pueden entrar insectos a la velocidad de una bala. El casco, recuerda la DGT, es el elemento de seguridad más importante del motorista, llevarlo o no correctamente es la diferencia en muchos accidentes entre la vida y la muerte. En 2010 el número de motoristas fallecidos en vías interurbanas que no llevaban casco fue del 6%, en vías urbanas ese porcentaje se elevó al 9%. En el caso de los usuarios de ciclomotor, los fallecidos que no utilizaban casco tanto en vías urbanas como en interurbanas ascendió al 24%.

También hay información en relación a la ropa adecuada para conducir una motocicleta. La idea que transmite la Dirección General de Tráfico es que "hay que vestirse como si te fueras a caer de la moto". En la cuña de radio, un motorista asegura: "Me da escalofríos cuando veo a la gente ir en moto con manga corta, pantalón corto, falda, chanclas. El asfalto no es mantequilla y sus heridas son realmente dolorosas."

La campaña de vigilancia se enmarca dentro de las acciones que se desarrollan en el Plan de Seguridad Vial de Motos, puesto en marcha a principios de 2008, como consecuencia del aumento significativo de fallecidos y heridos graves por accidentes de moto en los últimos años y cuyo objetivo era reducir la siniestralidad en este tipo de vehículos.