Recibimiento a lo grande para Marc Márquez

El reciente campeón del mundo de Moto2 es recibido con honores a su llegada a Barcelona


 

Seguidores, alumnos y profesores de la escuela Monlau, fans y amantes del motociclismo se han reunido en el aeropuerto del Prat, en Barceona, para recibir como se merece a Marc Márquez, reciente ganador delMundial de Moto2.

 

Visiblemente cansado, el piloto de Cervera ha comentado que durante el viaje ha habido «un muy buen ambiente en el equipo y mucha alegría». Pero también ha tenido tiempo de pensar en la dureza de este año, especialmente al tener que superar una lesión ocular. «Al final hemos ganado el título que es lo que cuenta y es con lo que me quedo. Pero ha sido difícil y muy duro», comentó a su llegada procedente de Dubai.

 

«Aún no lo he asimilado del todo y ahora espero hacerlo cuando llegue a casa y esté más tranquilo. Vengo cansado del viaje y no me esperaba un recibimiento como este, pero que te apoyen los aficionados es un motivo más para estar contento», ha dicho.

 

Márquez ha desvelado que la fiesta de celebración del título fue muy especial, en la que se hicieron muchas bromas y en la que, ha confesado, le llenaron la cama de fideos. «Yo también ayudé a hacer otras. La celebración fue una cena y una fiesta en la que también estabaJorge Lorenzo y lo celebramos juntos. Fui a dormir tarde y entre la carrera, la fiesta y la celebración estaba reventado», ha admitido.

 

«Cuando llevas tres semanas por ahí las bromas son cada vez superiores, pero esta era la extrema porque cuando llegas de una fiesta, cansado y te encuentras toda la cama llena de fideos, no te digo... Hay muchas bromas durante el año pero las muy pesadas no se pueden contar». Márquez ha dicho que está preparado para la fiesta del viernes en Cervera. «Allí estarán todos mis amigos, mis familiares y todo el mundo; ya veremos cómo va. Quiero celebrar el título, pero no olvido que queda aún una carrera, la de Valencia, y quiero estar bien para competir e intentar ganarla», ha insistido.

 

Ha agradecido el piloto todo el apoyo que se le ha brindado. Laprimera felicitación fue la de su madre, que no pudo estar en Australia: «Me llamó por teléfono y estaba muy emocionada, especialmente porque después del invierno que pasamos con mi lesión, haber logrado el título era el objetivo más importante». Dos años en Moto2 y la próxima temporada en MotoGP, ese es el nuevo reto para Márquez, que aun no ha cumplido los 20 años, y que admite que el año que viene «será mucho más difícil».