STONER Y LORENZO DISPUTAN SU PRIMERA FINAL

 

El Mundial de Moto GP, en juego.

 

El circuito de Motorland Aragón acoge este fin de semana la primera de las cinco finales con un Lorenzo obligado a superar siempre al australiano.

 

Stoner y Lorenzo

 

Cinco grandes premios, 125 puntos en juego y Casey Stoner y Jorge Lorenzo separados por 35 puntos. El título de campeón del mundo de MotoGP todavía está en el aire, no como en la Fórmula 1 donde Sebastian Vettel tiene ya cara de bicampeón. En motos, el campeonato está más vivo que nunca después de la victoria de Lorenzo en Misano y del tercer puesto de Stoner. Todo parece indicar que el piloto australiano tiene todos los números para convertirse este año en bicampeón del mundo pero todavía quedan cinco carreras en las que todo puede pasar.

 

De seguir como hasta ahora, Stoner no debería tener grandes problemas para administrar su renta y 'campeonar¿ al manillar de una Honda. No obstante, Lorenzo dejó claro en Misano que no dará fácilmente su brazo a torcer.

La primera final es un arma de doble filo pues se corre en Motorland. El piloto mallorquín pilotará ante su afición en un circuito donde el año pasado, en el debut mundialista del trazado aragonés, finalizó cuarto.

Stoner, por su parte, ya sabe lo que es ganar en Alcañiz aunque su actual situación no tiene nada que ver con la vivida el año pasado. No obstante, la palabra 'cansancio' vuelve a parecer como  sucedió tras la última carrera. “He podido descansar tras la dura carrera en Misano, donde acabé completamente agotado. Con un calendario tan apretado me quedé sin energía, con nada más que dar, y esta semana pasada he disfrutado relajándome y volviendo a entrenar un poco”, argumentaba esta semana Casey antes de su desembarco en Motorland y reconocía que  “el año pasado fuimos bien aquí, principalmente porque sacamos mucha ventaja de una gran puesta a punto. Este año llegamos con una moto totalmente diferente así que tenemos muchas cosas que aprender en los primeros entrenamientos, configurando muy bien el cambio y otras cosas en general. Será interesante pilotar con la Honda”.

El campeón del mundo parece haber retomado el camino de la victoria tras su triunfo en San Marino. “Hace dos semanas tuve una buena carrera y ahora estoy muy seguro de que podemos obtener otro podio. Creemos que podemos volver a reducir la distancia con Casey”, apuntaba el mallorquín esta semana.

En Misano, Lorenzo recortó a Stoner nueve puntos de un zarpazo, gracias en parte al segundo puesto obtenido por Pedrosa y que revirtieron en el balear con cuatro puntos extras. Y es que el GP de San Marino ofreció dos detalles que hacen pensar que el mundial está más vivo que nunca. Por un lado la debilidad exhibida por Casey al acabar tercero a causa del cansancio. Habrá que ver si este episodio se vuelve a repetir en alguna de las cinco finales que quedan. Y por el otro la carrera protagonizada por Jorge Lorenzo. El campeón del mundo recuperó su mejor versión para poner un poco de salsa a un mundial que se empieza a decidir este fin de semana en el GP de Aragón antes de dar el salto a Asia con las carreras de Japón, Australia y Malasia antes de echar el telón el 6 de noviembre en Valencia.