Lorenzo: "Llegaremos a 370 km/h"

 

orge Lorenzo (Yamaha) posa para los medios al comienzo del entrenamiento en el circuito internacional de Losail en Doha

 

¿Recuerda la primera vez que volvió a subirse a la moto después de la caída en Phillip Island donde perdió media falange del dedo anular izquierdo?

Tengo muy poca memoria (risas). Sí, fue en el primer test en Sepang. No tenía mucha ansiedad o ganas. He conseguido ser una persona muy tranquila, muy diferente a cuando empecé el Mundial, que tenía bastante presión y me afectaban mucho las cosas. Mis emociones eran inestables. Pero desde las primeras 10 vueltas ya fui rápido.

¿Cómo convive con ese dedo?

Los primeros meses me chocó, visualmente es duro de aceptar, pero después piensas que podría ser mucho peor, podría haber perdido medio dedo como Hopkins, o todo, o perder la mano. Siempre hay que relativizar todo lo que te pasa.

¿Le costó tiempo relativizarlo?

Un par de semanas.

¿Le ha dejado secuelas para pilotar?

Ninguna. Por suerte puedo coger el embrague con todos los dedos. Ya sabía que era probable que no me perjudicase, pero siempre tienes la pequeña duda. Cuando me subí a la 1000 y vi que no me perjudicaba me quedé más contento.

¿La lesión fue fruto de querer ir más allá del límite?

Sí, sin duda, Fue por tener la cabeza demasiado caliente y no haberla dejado enfriar y haber dicho 'stop, paro esa vuelta y voy a boxes o voy más lento esa vuelta y me relajo'. Me calenté porque vi a Stoner 200 metros delante. Yo no pensaba en intentar evitar que Casey fuera campeón en ese Gran Premio, sino demostrar que una moto 'inferior' podía ganarle a él en su circuito, donde más rápido iba del Mundial. Me pudieron las ganas. El título estaba más o menos decidido, era el 'warm up', un error absurdo que me costó ese trozo de dedo y espero que me sirva de experiencia para no volver a repetirlo en el futuro.

¿Pero el título mundial de 2010 no le había serenado?

Sí, quizás un pelín si, pero ya era bastante tranquilo antes de conseguir el campeonato. Sí me ha dado un puntito más de tranquilidad: si no logro más, ya tengo uno en la vitrina.

Conociéndole, no se conformará.

Claro, me gustaría ganar más, por supuesto, y en eso estoy, pero por si por lo que fuera no lo consiguiera, porque es muy complicado volver a ser campeón, al menos tengo uno. Sólo Àlex Crivillé y yo podemos decir que somos campeones de la máxima cilindrada en España.

La Yamaha perdió la última partida con la Honda en 2011, pero con la 1000 se han recortado drásticamente las distancias.

Estamos mucho más cerca, pero para saber cuánto debemos esperar a la carrera de Qatar. La Yamaha ha cambiado mucho, teníamos bastantes problemas para salir de las curvas lentas, la moto era perezosa y daba la potencia muy de golpe. Ahora ya tenemos potencia desde el primer momento que corto el gas y es muy positivo, y en la recta prácticamente tenemos la misma velocidad punta que las Honda y eso no lo habíamos logrado hasta este año. Pesa un pelín más, tienes que frenar un poco antes pero puedes angular más las curvas porque el motor te saca de cualquier pequeño fallo que tengas en la trazada.

Disfruta más con ésta, vamos.

Si, bastante más porque me gusta más, es más placentera de pilotar y también porque soy más competitivo que el año pasado, que me encontraba a 7 décimas o 1 segundo.

¿Esta Yamaha es la mejor moto que ha pilotado en su vida?

Sí, es la mejor Yamaha que he pilotado pero lo va a ser más en el futuro próximo, este mismo año. Puedo ir rápido en la mayoría de los circuitos y tiene más margen de mejora que la 800, pero las demás marcas también lo tienen.

Esta ha sido su mejor pretemporada. ¿En qué ha cambiado respecto a otras?

Entre 2008 y 2010 tenía una moto muy competitiva pero yo no estaba muy preparado o era menos constante que ahora y siempre me costaba más encontrar el ritmo. Ahora en una carrera desde la primera o segunda vuelta ya voy rápido. Y este año se ha juntado todo, tenemos una buena moto para empezar el año y estoy más maduro y por eso desde el principio hemos estado delante.

El primer asalto se disputa en Qatar, un circuito muy de Stoner –ha ganado cuatro veces en MotoGP– y también de usted, que lo ha hecho en todas las categorías menos en MotoGP. ¿Con esta moto sí?

Siempre he dicho que me da igual el circuito, mi mentalidad es ganadora sea el circuito que sea. Qatar me gusta, gané la primera carrera de 125 cc que se corrió allí y dos veces en dos y medio, pero es verdad que Casey va como un tiro allí. Veremos.

¿Con esta M1 va para campeón del mundo?

Aunque yo ahora mismo sacara un segundo o dos al resto no podría decir voy a ser campeón del mundo. Puede venir uno, tirarte y lesionarte, puedes romper el motor tres o cuatro carreras, cometer un error, caerte... Son tantas cosas que influyen que incluso con una ventaja de 100 puntos y teniendo una moto muy, muy superior no puedes decir que vas a ser campeón. Estás pilotando con los mejores del mundo y en cualquier momento te puede pasar una desgracia. Estamos tan igualados que es imposible creerte nada.

¿Quién es más favorito, Stoner o usted?

Stoner, sin duda, por ser el campeón y el mejor en la pretemporada. Yo me coloco segundo favorito, no hay que ser ni muy optimista ni muy pesimista. Para ganarle habrá que no fallar y seguir mejorando la moto. Y en las otras dos categorías, Márquez en Moto2, porque no está Bradl y porque demostró ser el más rápido a final de temporada, y en Moto3 Maverick; me gustaría que ganase un español.

¿Ve un nuevo triplete español como hace dos años cuando usted, Elías y Márquez coparon el palmarés del Mundial?

Sin duda somos el país que tiene más posibilidades de conseguirlo, eso es seguro, pero no será fácil.

Pese al gran nivel de pilotos y a la gran afición, la crisis obligará a recortar dos GP en la península ibérica el próximo año ¿Cómo lo ve?

Los pilotos no decidimos sobre eso. Cada vez se van sumando más GP al campeonato. Hace 15 años había 13 Grandes Premios, hoy hay 18. Y la crisis está afectando a varios paises.

¿Qué le pediría a Carmelo Ezpeleta, máximo rector de Dorna?

Reducir la velocidad máxima en las rectas. No tiene que pasar nada en las rectas a 240 o 260 km/h, pero si pasa hay muchas más posibilidades de que suceda algo grave yendo a 360 que a 300. Evidentemente 300-320 es una velocidad muy grande, pero si las motos cada año se van desarrollando más y van teniendo más potencia, al final llegaremos a 370 km/h. Estamos mejorando mucho la seguridad con los neumáticos, cada viernes en la safety comisión vamos haciendo mejoras y mediáticamente Dorna está llevando muy bien el campeonato. MotoGP es un deporte mucho más conocido ahora que hace 15 años.

Al final de este año todos los cracks acaban contrato. ¿Yamaha será su primera opción?

Sí, sin duda. Desde 2008 que llevo aquí, en cuatro años tres tripletes y un subcampeonato; el balance general es casi inmejorable. Honda apretó y mejoró mucho la moto los dos últimos años y al final estaba por encima, este año la cosa está mas igualada y si tengo una moto competitiva no veo motivo para tener que cambiar porque el ambiente ha sido fantástico. Para ser una fabrica japonesa el ambiente es muy familiar.

¿Ser el nº 1 de un equipo de fábrica es como lo había soñado?

Me siento muy querido aquí y no busco ser el nº 1 del equipo. Si me dan la misma moto que la del compañero, ya me está bien. No necesito pedir algo mas, pienso que no es justo.

Stoner y Dovizioso, dos de sus rivales de siempre, ya son papas.

Eso quiere decir que nos hacemos mayores y se acerca el momento, pero yo no tengo prisa.

¿Usted se ve padre mientras sea piloto o prefiere dejarlo para cuando se retire?

Si me lo preguntas ahora, yo preferiría esperar porque ahora estoy muy bien, hago lo que quiero, no tengo que dar explicaciones a nadie. Vivo con dos amigos en Barcelona y me lo paso muy bien, pero en el futuro me gustaría tener una familia.

Usted que ha tenido una vida familiar alejada de lo común ¿Cómo es su patrón de lo que debe ser una familia?

No debe ser fácil ser padre. A veces no entiendes el comportamiento de tus padres, pero seguramente si me hubiera tocado a mí hubiera hecho lo mismo. Educar bien a los niños debe ser tarea dificil, pero intentaré hacerlo lo mejor posible cuando me llegue.

¿Se puede decir que está viviendo el mejor período de su vida?

Sí. Soy muy feliz ahora mismo. Siempre fui afortunado de poder hacer lo que quiero, pero sí que he tenido momentos delicados.

Cuando no compite en el Catalán de resistencia, prueba un GP2 ¿Se está labrando un futuro en la competición de las cuatro ruedas?

No. De momento mi prioridad son las motos, pero me hacen gracia los coches porque es algo completamente diferente. Son sensaciones nuevas, frescas y se me da bien también. En el futuro igual lo pruebo, pero espero estar mucho tiempo en MotoGP y Yamaha.

¿Le gustaría probar un F1?

Claro, a cualquiera a quien le gusten los coches quisiera probar uno.