La Urbana inicia una campaña de protección de motos y peatones

 

La Guardia Urbana de Barcelona ha iniciado esta semana una campaña de seguridad vial que pone el acento en los conductores de moto y ciclomotores y los peatones, los dos colectivos que más víctimas mortales registran por accidentes de tráfico en la ciudad. Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado, el consistorio se ha fijado como uno de los objetivos prioritarios la mejora de la seguridad vial como medida para incidir en la reducción del índice de victimización. El año pasado se registraron en Barcelona 31 muertos por accidente de tráfico, 13 de los cuales eran conductores de moto o ciclomotor y 13 eran peatones. 

 

zoomUn agente detiene a un motorista en un control situado en la plaza de Espanya.

Un agente detiene a un motorista en un control situado en la plaza de Espanya. JONATHAN GREVSEN

Barcelona es la ciudad de Europa con un índice más alto de motos por cada 1.000 habitantes, por lo que hasta el 20 de julio, unidades de la Urbana establecerán puntos de parada de vigilancia y control para garantizar la correcta circulación por las calles. Los agentes corregirán de manera preferente y sistemática las infracciones de tráfico que ponen en riesgo la seguridad de conductores y peatones, y harán especial énfasis en aquellas conductas que pueden comportar un incremento de la accidentalidad. También realizarán controles de alcoholemia y drogo-test en las calles de Barcelona, e intensificarán el dispositivo en la carretera de la Arrabassada para asegurar el cumplimiento de la velocidad máxima y evitar prácticas de conducción temeraria. La Urbana intensificará su actuación en una campaña específica para asegurar que los conductores --de cuatro ruedas, motos, bicicletas-- respeten los pasos de peatones.

PLAN PARA BLINDAR AL PEATÓN

El ayuntamiento ya presentó hace un mes un plan con el que pretende revisar todos los pasos de peatones durante este mandato para tratar de reducir el número de atropellos que se producen en Barcelona. Ese día, la Urbana también informó de la intención de intensificar los controles de velocidad en las zonas 30, donde se ha producido cierta relajación por parte de los conductores y los accidentes han aumentado.