Publicidad

Prueba KYMCO X-CITING 400: la virtud del término medio

 

KYMCO ya ha presentado en Italia su X-CITING 400 y nuestros compañeros de Motofan Italia tuvieron el privilegio de subirse al nuevo maxiscooter taiwanés para una primera toma de contacto que compartimos ahora con todos nuestros lectores. El chasis, motor y parte ciclo son completamente nuevos y están enmarcados en una carrocería moderna y deportiva, conformando un scooter que se adapta a cualquier tipo de uso.



Para ver al nuevo KYMCO X-CITING 400 en los concesionarios españoles todavía hay que esperar un par de meses, sin embargo en el país transalpino el último producto de la marca taiwanesa ya ha sido puesto en manos de los periodistas que llevaron a cabo un primer test. Por supuesto, Motofan Italia no se perdió la cita, y esto nos permite trasladar hoy a todos nuestros lectores laprimera prueba del maxiscooter de KYMCO publicada en España.

Visto por primera vez en el EICMA 2011, el KYMCO X-CITING 400 captó inmediatamente la atención de todos los clientes de la marca de Kaohsiung y, en general, de los scooteristas europeos. La versión definitiva apareció un año más tarde -otra vez en el salón italiano- y llegará a nuestro país a mediados de 2013 para intentar imponerse en su categoría con unas cualidades técnicas y estéticas en combinación con un precio que estamos seguros volverá a causar furor.

Deportividad en clave moderna

Basta una simple ojeada para darse cuenta de cuánto se ha trabajado en el diseño depatrones evidentemente dirigidos a los conductores europeos. Las líneas tensas y afiladas de los laterales culminan en los auténticos protagonistas de la escena: los grupos ópticos. En el delantero, el doble faro tiene un corte agresivo y luces de posición con tecnología LED, también presente en los indicadores de dirección. La luz trasera es todavía más moderna gracias a unos tubos de luz que la recorren horizontalmente, donándole una gran personalidad. En general, el look es deportivo y sazonado con diversos elementos tratados con las últimas tendencias de estilo, pero sin caer en lo superfluo.

Al aspecto deportivo del nuevo X-CITING se le suma un completo equipamiento y una más que buena capacidad de carga. En la parte interna del escudo encontramos una cómoda guantera para pequeños objetos con toma de corriente de 12V, así como la palanca que activa el freno de mano. El compartimento bajo el asiento está dotado de luz de cortesía y tiene un volumen de 42,7 litros, suficiente para guardar un casco integral o modular, así como otros objetos de pequeñas dimensiones. En cuanto a la instrumentación, el cuentarrevoluciones analógico se integra con una pantalla LCD que sirve como velocímetro, y está flanqueada por otra pantalla en la cual se visualiza el cuentakilómetros, la hora, el nivel de combustible y la temperatura del líquido de refrigeración, mientras que a los lados se sitúan todos los indicadores necesarios. 

Potencia bajo control



El corazón del KYMCO X-CITING 400 es unmonocilindro de cuatro tiempos, refrigerado por agua y con distribución de cuatro válvulas. Esta unidad forma parte de la última generación de motores de la casa taiwanesa, denominada G5-SC. En su desarrollo los ingenieros han trabajado varios frentes para lograr los mejores resultados posibles en cuanto a prestaciones y consumo: reducción de fricciones internas y de las consiguientes pérdidas de potencia, termodinámica y eficiencia de la transmisión, todo ello con la ayuda de la electrónica. Por supuesto, hay mucha potencia: 36,1 CV a 7500 rpm y 37,7 Nm de par motor a 6250 rpm que hacen de este motor una auténtica referencia en la categoría.

Y para un motor de referencia, hace falta una parte ciclo adecuada: el chasis es de doble cuna con tubos de acero y placas de refuerzo, mientras que la suspensión dispone de una horquilla telescópica con 110 mm de recorrido en la parte delantera y un par de amortiguadores traseros con ajuste de precarga de los muelles en 5 posiciones. El sistema de frenada delantero es impresionante, con dos discos de 280 mm mordidos por pinzas radiales de cuatro pistones. Por desgracia -y aquí llega una pequeña nota discordante- el ABS no estará ni siquiera como opción hasta principios de 2014. 

La virtud del término medio

A bordo del X-CITING 400 la posición es natural, pero no tan relajada como en algunos de sus competidores. El relleno de asiento en material 'memory foarm'(espuma con memoria) es suave y da la sensación de ser eficaz a la hora de evitar incomodidades tanto en los viajes más largos como en los trayectos breves y tortuosos. Este KYMCO está preparado para acoger con comodidad a los ocupantes en cualquier situación.

En la práctica, el nuevo X-CITING 400parece albergar en su interior varias almas, apuntando a un compromiso entre ladeportividad, el commuting y el deseo de viajar. Esto se confirma de inmediato cuando nos subimos por primera vez a probarlo: en la ciudad este maxiscooter se encuentra perfectamente en su salsa y se libera del tráfico de una manera muy rápida, aunque obviamente no alcance la agilidad de otros scooters de cilindrada inferior. Tras el semáforo, su salida es fulgurosa y se aprecia una entrega muy regular y unas vibraciones contenidas, aunque -sinceramente- se esperaba algo más tras ver los datos que revelan la ficha técnica. Esta sutil falta de potencia se nota sobre todo en los primeros metros; después, si tenemos un poco más de espacio para alargar la respuesta del motor, ésta llega de forma contundente. Parece que una calibración conservadora de la transmisión, en parte para reducir el consumo y en parte para favorecer una fluidez de marcha, podrían afectarle levemente: con unos rodillos más ligeros en el variador sería más que suficiente para cambiar las cosas. Las suspensiones absorben bien las irregularidades del asfalto y se muestran bien aplomadas cuando el conductor se deja llevar por el diseño deportivo de este scooter y se escapa hacia unas curvas. 

Nada de envidias en cuando al sistema de frenada del nuevo taiwanés, muy por encima de su competencia directa. Además de cumplirse sobradamente las expectativas creadas entorno a su potencia de frenada, también su modulabilidad es óptima.Desafortunadamente, la falta de ABS es un punto de desventaja en un segmento poblado por rivales que sí lo ofrecen en sus productos. La citada modulabilidad permite no correr riesgos en la gestión de las frenadas, pero en una posible situación de emergencia, ya se sabe, el ABS es una ayuda fundamental. En cualquier caso, éste equipará al KYMCO X-CITING 400 a partir del próximo año. En lo que respecta a la protección aerodinámica, el corto parabrisas no puede decirse que sea la solución ideal para largos viajes, pero el look general del scooter gana mucho gracias a él. Obviamente todo cambia con el parabrisas transparente de mayor envergadura ofrecido como opción entre los accesorios originales, mucho más eficaz a la hora de cortar el aire, a pesar de que la parte superior invade un poco el campo de visión de quienes, como el que escribe estas líneas, superan el 1,75cm de estatura.

Entonces, ¿cómo es?

El nuevo KYMCO 400 supone un paso adelante en la familia X-CITING: los materiales y acabados son de buen nivel, el motor es óptimo y la parte ciclo proporciona unas altas prestaciones. Por supuesto, su look le otorga un aspecto más maduro y con carácter respecto al de sus predecesores, y podemos apostar que serán muchos los scooteristas que lo encuentren interesante. Por el momento tenemos que esperar a que se lleve a cabo su presentación en nuestro país para conocer más detalles referentes a la oferta de colores, aunque podemos adelantar que no variarán mucho respecto a los informados en Italia, donde está disponible el blanco opaco, negro mate y negro brillante. En lo referente al precio aún es prematuro, aunque previsiblemente se colocará por debajo del anterior modelo X-CITING de 500cc. 


Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

Sello de Confianza
Directorio de Ropa de moto

 
No a los guardarrailes asesinos

Newsletter

Últimas noticias

Noticia no encontrada.

PayPal