Ampliar imagenGama Harley Davidson 2013: “La historia continua”

Harley Davidson cumplirá este año nada más y nada menos que 110 años de vida. La legendaria marca americana desembarca en el mercado mundial con dos nuevas propuestas, la Street Bob Special Edition y la Softail Breakout. Dos nuevas motos que vienen a fortalecer el ya amplio catálogo de la marca de Milwaukee y que fueron presentadas en el pasado II Salón Moto Madrid este mes de marzo.

Por un lado tenemos la nueva Street Bob, que a pesar de no ser una moto realmente nueva,si que fortalece este modelo ya más que conocido y que tan buenos resultados a dado a la Motor Company. Esta moto es uno de los modelos más equilibrados de que dispone Harley Davidson en este momento. Su permanencia en la familia Dyna lo corrobora. Esta nueva versión no sustituye a la Street Bob de siempre, si no que apoya su potencial. Se trata de una edición limitada equipada con el motor de 103 pulgadas que ya equipan un gran número de motos de la marca.

Esta nueva Street Bob se caracteriza principalmente por sus acabados de pintura, basados en dos tonos y perfiles ondulados Big Blue Pearl con ribetes en rojo que abarcan el Vivid Black. También se le han montado unas llantas nuevas de radios de 19” y 17” pintadas en rojo y está dotada de ABS de serie. 
La otra gran novedad es la espectacular Breakout perteneciente a la familia Softail. esta moto revive el concepto chopper a base de una gran rueda trasera de 240 combinada con una horquilla de mayor lanzamiento. Por supuesto también monta el Twin Cam 103B de 1.690 cc y unas cuantas características más que ampliaremos más adelante.

 


PVP:
Harley Davidson Breakout  22.600 €
Harley Davidson Street Bob Special Edition 15.700 €


Ampliar imagen

La Motor Company presenta los nuevos modelos que vienen a completar su amplia gama de motos para este complicado año 2013. Coincidiendo con una meteorología adversa, realizamos un bonito recorrido por carreteras las carreteras que rodean el río Ebro a su paso por tierras tarragoninas. Solemos imaginarnos probando una moto con un sol reluciente y por carreteras secas, pero no siempre es así. Por un lado piensas que bajo una lluvia intensa y sobre un asfalto empapado y de paso sea dicho, el cuerpo también empapado, no vas a percibir las verdaderas sensaciones de una moto. Pero si te paras a pensar, es en estas circunstancias donde la moto desvela realmente sus maneras. 

Harley Davidson mantiene su política de renovación constante, aportando año tras año, modelos nuevos con que sorprender a su fiel clientela y los posibles nuevos adeptos a la marca. Siempre he pensado que la táctica de marketing de esta marca americana, o mejor dicho del mundo, es la mejor de todos los fabricantes de motos actuales. Su presencia constante en cualquier parte del globo, hace que cualquier persona de la edad o condición que sea, conozca este nombre tan emblemático para el mundo de las dos ruedas. La diversidad con que se puede oír la pronunciación de este nombre es bien curiosa, i si no fijaos en como llaman las abuelas a estas motos por ejemplo. 

Los dos modelos con que Harley Davidson renueva su catálogo para este 2013 se encuentran en la familia Dyna y la familia Softail. En la primera se renueva el modelo Street Bob y en la segunda aparece un nuevo modelo que es la Softail Breakout.


Breakout: "Distinto destino"

Ampliar imagen

Este si que es un modelo realmente nuevo. Hace ya un tiempo que no veíamos una Softail con rueda gorda. Desde la curiosa Roker C, hasta esta nueva Breakout el carismático chasis no montaba una rueda de estas dimensiones. Ya pudisteis ver un poco como esta nueva Breakout en la prueba de la CVO con este mismo nombre. Aunque son motos un tanto distintas, la base es la misma. Para mi gusto este modelo de catalogo es más equilibrada y viene a llenar un hueco que estaba vacío en las familias más clásicas de la marca. A pesar de disponer de las más modernas V-Rod que incorporan desde el primer día estos anchos neumáticos traseros, la Breakout se centra en otros valores más clásicos. Toda la moto es nueva por así decirlo. Unicamente elementos como el motor Twin Cam 103B de 1.690 cc y el chasis Softail son ya conocidos por todos. 

El estilo de la moto es impactante y atrevido, con una posición de conducción muy baja y los brazos bastante estirados sobre un manillar plano de anchas dimensiones estilo dragstertotalmente nuevo, no se trata de una pieza de stock descatalogada. El velocímetro surge del elevador del propio manillar, pero hacia atrás. Una solución muy acertada estéticamente. La vista de toda la moto podría recordar de alguna manera el concepto V-Rod, pero por el chasis y el motor, enseguida te das cuenta de que es una motocicleta totalmente nueva. El enorme perfil de neumático trasero es lo que mejor describe a la Breakout. La parte delantera se caracteriza por el ancho frontal con horquilla de 49 mm que sostiene una bonita llanta de 21 tipo Grasser de 10 brazos con neumático de 130. El deposito de combustible está acabado en una resultante pintura de color rojo con un grafismo en negro.


Ampliar imagen

Existen otros dos acabados en negro y en azul oscuro. En la parte superior incorpora una correa de cuero negra con una cubierta cromada de estilizado diseño. Los guardabarros de ambas ruedas están recortados de forma que se minimiza el impacto visual de estos, con un diseño más moderno. Lo soportes de ambos han sido diseñados específicamente para esta moto.El trasero que es de aluminio forjado en una sola pieza, se ajusta al máximo al neumático y junto con el minimalista soporte de la placa de matricula, la vista trasera resalta aun más.

La conducción de esta moto es especial por sus medidas de neumáticos y el lanzamiento de la horquilla. Pero en cuanto recorres unos kilómetros la adaptación te permite sentirte bien sobre ella. Al principio cuesta entrar en las curvas, pero luego gusta esa sensación especial, al menos a mi. Era curioso ver le chorro de agua que levantaba el enorme neumático trasero, parecía una moto de agua de las potentes. La posición de conducción no es muy apta para estaturas pequeñas, dado que la triangulación geométrica entre manillar asiento y reposapiés, te obliga a estirar los brazos. Pero ello no significa que no sea cómoda. Una nueva Softail que a bien seguro causará sensación y captará adeptos incondicionales. Esperemos probarla a fondo en breve.


Street Bob Special Edition: "Una bobber exclusiva"

Ampliar imagen

Inspirada en el programa de personalización que la marca denomina Harley-Davidson’s Factory Customization, La nueva Street Bob Special Edition reinventa el concepto bobber, pero con una serie de acabados distintos y exclusivos de esta moto. La producción de esta Dyna estará limitada a 500 unidades, así que los acérrimos de la marca que no se apresuren, se quedaran sin una pieza de colección que seguramente con los años estará bien valorada. 

Sencilla y concisa, esta Street Bob difiere de su originaria más de lo que pensamos. Quizás no tanto a la vista, pero más en su interior. La principal característica diferenciadora la encontramos en el propulsor, el mismo que monta la Breakout, el reciente motor Twin Cam 103B de 1.690 cc. Ciertamente este motor es un gran mejora en todos los sentidos, simplemente por este motivo ya vale la pena decantarse por esta Street Bob. A pesar de tratarse del mismo propulsor, es curioso como difieren las sensaciones respecto a la Breakout. 

Y ello se debe básicamente al sistema de anclaje. en este caso Harley Davidson a montado su 103” sobre unos anclajes de goma que permiten vibrar con soltura el bicilindrico. Las vibraciones que produce te recuerdan en todo momento sobre que moto vas montado. Conducir la Street Bob con lluvia, no se hace difícil, te da más sensación de seguridad que la Breakout por ejemplo. Está claro que son motos de concepto y conducción muy distintas. Con esta Dyna te sientes cómodo y aunque a la vista el manillar Ape Hanger con cableado interno parece alto, en el momento de meterte en curvas y disfrutar de la carretera no representa ningún tipo de problema, al contrario es una sensación reconfortante.

Ampliar imagen

Las medidas de neumáticos y llantas son muy lógicas para lo que son estas motos, son de 19” delante y 17” detrás, con gomas de 100/90B y 160/70B. Las estriberas se encuentran bastante centradas lo cual te permite un mayor control. Los frenos disponen de ABS de serie y al disponer de suspensiones de tipo convencional con dos amortiguadores, la estabilidad tanto en curva como en recta a velocidad generosa es buena. Estéticamente representa un paso más allá en la saga Dyna, adentrándose en un estilo más bobber aun que su hermana ya pequeña. Los elevadores del manillar se aguantan sobre una base de goma para reducir las vibraciones. 

El deposito de combustible es el conocido Fat Bob de 17.8 litros que incorpora una consola de aluminio fundido tipo Wrinkle Black con el interruptor de encendido incorporado. Los guardabarros de ambas ruedas son los mismos que el modelo base, pero en este caso el trasero queda más limpio estéticamente hablando, al incorporar el sistema de luces de freno e intermitentes combinados. El asiento sigue siendo el mismo monoplaza de siempre,confortable y correcto.

La estética del motor se basa en el negro con algunos detalles que resaltan
. En definitiva, con la apreciación bajo lluvia que tuvimos de esta moto, el resultado es bastante satisfactorio en esta primera toma de contacto. veremos cuando la analicemos a fondo. Es una moto ya conocida, pero con una serie de mejoras más que interesantes y una estética un poco comprometida por sus colores, aunque es todo cuestión de gustos.


 A destacar Street Bob Special Edition

Ampliar imagen
  • Motor 103”
  • Serie limitada
  • Posición conducción

A mejorar Street Bob Special Edition

Ampliar imagen
  • Vibraciones
  • Estética controvertida

 

A destacar Breakout

Ampliar imagen
  • Estética moderna
  • Neumático trasero y horquilla chopper
  • Motor 103”

A mejorar Breakout

Ampliar imagen
  • Distancia manillar
  • Distancia al suelo estriberas
  • Freno delantero